Páginas vistas la semana pasada

martes, 24 de diciembre de 2013

Yo Soy el que Soy.

Que hermosas palabras registra el autor sagrado!

Que revelación mas contundente declara el Todopoderoso en Exodo capitulo 3.

Era un día claro, y las ovejas habían sido llevadas a travez del desierto. Su pastor encuentra un momento, y de pronto la zarza. Luminosa, como por si misma, como si el fuego le implementara su existencia en vez de acabarla.....y la voz, maravillosa voz, la misma que ordenó el universo infinito, que puso en orden el mundo desde el principio, aquel silvo suave y apacible, que transforma todo lo que toca; esa voz sin tiempo, ni limites, que da vida a todas las cosas. La voz que se ha perdido, en el interior de la persona poco despues de ser creada.

Moisés.....Moisés, quita el calzado de tus pies........

Momento glorioso, que mas tarde se manifestaria a un promedio de tres millones de personas desde un monte, pero en ese instante solo a un individuo.

Por esos tiempos, todo alrededor parecía normal, en los montes Ciminos, a 60Km de Roma, un terremoto de X grados (del I al XII) en la escala de Mercalli, traga una aldea etrusca, y aumenta el tamaño del Lago de Vico. Dejando inconsiderables numeros de muertos

Hacía 20 años que Creta había sido conquistada por Micenas, Dando comienzo al periodo Micenico.

En America los Olmecas estarían en su maximo esplendor juntos con las actividades del valle de Etla, Mexico.

Asiria goza de crecimiento importante al expulsar a los hurritas, sin embargo Shaushtatar Rey de Mitanni, conquista y saquea Asur capital de Asiria, llevandose las puertas de oro y plata, llevandoselas a su propio palacio de Washshukanni, situado en Siria, en su potencia bélica logró desalentar a Egipto de su ideal expansionista, en el gobierno de la faraona Hatshepsut.

Que Estamos Diciendo?

Guerras, desastres naturales, conquistas, saqueos, agradecimiento de victorias a dioses que no existen,
esfuerzos humanos por aumentar sus deleites e inmortalizar sus nombres, en papiros que serán consumidos por los fuegos del tiempo. Mas y mas de lo mismo que se sucederia a lo largo de los siglos, porque no hay nada nuevo bajo el sol, lo que es, es lo mismo que será.*

Pero aquí, está sucediendo algo extra-curricular. Algo que quedaría registrado eternamente, algo que ningúna nación jamás tuvo el privilegio de saber o ver, la voz de Dios, mostrando un plan eterno, algo que no solo liberaría una nación de la esclavitud, sino que enseñaría a generaciones de millares la enseñanza espiritual de:  Egipto-mundo-esclavitud, y Pueblo de Dios-Congregación-libertad en contextos espirituales.

Pero mas allá de esto es la expresión Del Eterno: Yo Soy, dandonos un haz de luz en el conocimiento de su persona, nombre y eternidad, Bendito sea por siempre, Amén!!

Esto es algo de suma, suma importancia, porque no solo está ocurriendo un hecho nunca antes ocurrido, sino que Dios, el Único, Gran y Real Dios está dando muestra y conocimiento de su existencia, Sobre todo, está mostrando su amor eterno, su ocupación y presencia en una situación humana. Está mostrando el camino hacia la redención.

Las naciones caminan en un tunel oscuro y determinante de soledad, mentira y oscuridad, pero Dios aparece sorpresivamente en un lugar del mundo, modesto, apartado y trae una Palabra, y esa Palabra es la Verdad. Bendita por siempre, Amén!

Alabado sea el Eterno! Por la magnificencia de sus Palabras escritas y no escritas, y por el mérito de sus letras, traídas hasta nosotros en la Santa Biblia, Bendita y Eterna, por siempre en los cielos sobre todo Amén!!

Hay grandes hombres y grandes palabras, hay grandes obras humanas, pero todas ellas será llevadas por el fuego y el viento, Solo Jehová será exaltado en aquel Día, Solo Jehová será Exaltado en aquel Día. *

Alabado sea el nombre del Señor!



 *Extraimientos de la Palabra de Dios, Libros Sagrados de Eclesiastes e Isaias.






miércoles, 4 de diciembre de 2013

Un evangelio o dos?

Mas bien diríamos un evangelio único con dos destinos diferentes.

Veamos la epistola a los Galatas:
2:7 Antes por el contrario, como vieron que me había sido encomendado el evangelio de la incircuncisión, como a Pedro el de la circuncisión.
2:8 (pues el que actuó en Pedro para el apostolado de la circuncisión, actuó también en mí para con los gentiles),
2:9 y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacobo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión.

La forma en que se presenta el evangelio, varía en quien lo escucha, si bien en su escencia es el mismo, por está razón La Escritura separa: El Evangelio del Reino (a los judios) y el evangelio de la gracia (a los gentiles).

Esta diferencia tambien se detalla en el libro de Mateo, cuando llegamos al capitulo 24: Veamos:

14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Este capitulo, muchos gentiles lo toman para ellos, que serán perseguidos y demás, pero esto se refiere a la Venida del Señor, (segunda)

Cuando la iglesia ya no esté en la tierra y todo lo dicho es a la nación de Israel, aquellas personas que si creen en Jesucristo.
Veamos como la Palabra nos da a esto a entender:
Entendamos el Texto desde el principio: 

 24:1 Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos (que eran judios) para mostrarle los edificios del templo.
 24:2 Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.24:3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte,
diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, (la esperanza de Israel como nacion) y del fin del siglo?

24:15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),
24:16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.
 24:20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;
 24:21 porque habrá entonces gran tribulación, (recordemos que la iglesia ya no estará en la tierra y hemos aprendido que no pasará por la Gran tribulacion)  cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.

Ahora bien, Pablo refiriendose a los gentiles de Tesalonica, tambien llama al arrebatamiento La venida, sin embargo hay una diferencia entre ambas, la primera, el Señor viene como ladrón en la noche (inesperado, nadie lo ve), en un abrir y cerrar de ojos y además el Señor no llega hasta la tierra:

4:17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos (los ya durmientes) en las nubes para recibir al Señor en el aire.1:10 y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.  (La iglesia es librada del la gran tibulación)
Ej Noe,en el arca, Ej Lot y sus hijas.

Mientras que en la Venida despues de la gran tribulacion a los Judios, Esta será como relampago que se ve desde un extremo del cielo hasta el otro. Todo ojo le verá  (Apocalipsis 1:7)
Mateo 24:27

Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre; es en esta ocación que el Señor posa sus pies sobre el monte de los olivos (se hace presente, toca la tierra.)

Zacarías 14:4

Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente…

Es importante destacar que los 144.000 de Apocalipsis, son escogidos judios para llevar el evangelio al pueblo de Dios en la tierra (Los judios, pueblo terrenal de Dios), para este entonces la iglesia ya habrá sido arrebatada, y Dios entrará nuevamente en tratos con la nación de Israel.

Porque estamos enseñando esto? Porque es importante que no confundamos los mensajes bíblicos para la iglesia, en los casos que se refiere a los judios.

Recordemos que Israel es pueblo Terrenal de Dios, con promesas terrenales, mientras que la Iglesia es el pueblo celestial de Dios, con promesas celestiales.